Adele agota en cinco horas las entradas para sus dos conciertos en Barcelona