Sam y Deeks, capturados y torturados por un grupo terrorista en 'NCIS Los Ángeles'