Albert y Barranco, dos compañeros de piso que todos hemos soñado alguna vez