Silvia, enfadada: "¡Cómo no voy a estar amargada si solo saben meterse conmigo!"