Albert manda a Bela a la silla caliente por sus salidas nocturnas