El trono de Jesús se tambalea el próximo lunes: Sus pretendientas en pie de guerra