El trono de Moha llega a su fin: todas sus chicas tiran la toalla