Miriam, la nueva pretendienta de Álex: no es besucona ni tocona