¡Coincidencias de la vida!: Marina y los abuelos de Marco son del mismo pueblo