Kathy le ha pedido a Albert una cita sin cámaras: ¡Y él ha aceptado!