Julen se derrumba: “Es muy duro. Yo ahora llego a mi casa, ¿y qué hago?”