Cita compartida Jaime, Maira y Jenni (parte 3): de las lágrimas al buen rollo