Eleazar, muy dolido: "Me quiero ir a casa"