Cita Marina y Pereira: cuando juegas a los dardos y pierdes