Cita Albert y Lydia: La pretendienta se queda con las ganas de un beso