Cita Jaime y Aldana (parte 1): la llama Maira sin darse cuenta