La cita (sin cámaras) más esperada de Álex y Fiama: como en una nube