Saúl ha sido el celestino de Marina y Bermejo: y ella le quiere conocer