Rym llena el trono de ritmo e ilusión