Unos recién casados frente a las ciudades Patrimonio de la Humanidad