Luján, la azafata perfecta para ‘Las Lanzas’ de Velázquez