¿Por qué no celebrán Tomás y Pascual su primer acierto?