Dos enamorados frente a los huracanes que han tocado el Atlántico desde 2005