Una partida de Mus en ‘Money Time’