¡No desperdicies la parte dura del queso!