Sara Sálamo y César Mateo se decantan por el plato de Ana y Aarón