La receta: albóndigas rellenas de cabrales con patatas revolconas