El arroz caldoso de Mª José frente a la lasaña de carne de Mª Jesús