Tania Llasera y Álvaro de la Lama, rivales a los fogones por una buena causa