Luján tiene un minuto para coger todos los ingredientes