La convicta, a Hotch: “Se avecina una tormenta que está a punto de barrerte”