Los peligros de la noche pueden llegar de la persona más insospechada