Los analistas están muy cerca del imitador que reproduce asesinatos famosos