Reid tiende una trampa a una asesina de los ‘doce del patíbulo’