Reid entra en un juego letal de una de las asesinos que forman los 'doce del patíbulo'