El F.B.I. busca una forma de desalojar el restaurante antes de que estalle la bomba