El cuerpo del segundo agente secreto secuestrado aparece sin rostro