Los agentes buscan a un hombre de entre 30 y 45 años que sufre un estrés postraumático