Kate sospecha que las dos secuestradas quedaron con chicos