El secuestrador de San Diego elige a su próxima víctima