Reid: “Le hemos clasificado como un justiciero fundamentalista”