Tres cadáveres con varios cortes en la boca aparecen en Seattle