Rossi y Callahan visitan el descampado de Bakersfield en el que apareció el último torso