J.J. y Reid reconstruyen el primer envenenamiento