¿Conocía el secuestrador a sus víctimas?