El relato de su fuga: "Esperamos dos horas hasta que pensamos que era seguro"