Reid tiene la clave para resolver el caso