El padre biológico, principal sospechoso del secuestro a Gabby