El matrimonio sádico, durante la terapia: “¿Repetirlo? Estamos deseándolo”