¿Ladrón, cliente insatisfecho o justiciero?